7th Continent (Aquí reseña sin spoilers) ha devorado mis horas de ocio en casa. Fue terminar la recomendada primera maldición, Voracious Goddess (Aquí reseña sin spoilers) y quedarme con muchas ganas de seguir explorando el continente.

Como siempre, me informé lo máximo posible. Resulta que en la web de Serious Poulp, la editora, dan recomendaciones de cómo jugar las maldiciones y sus expansiones (Aquí enlace). Como solo tengo el juego base, ya que estas malas personas no quieren reabrir el Pledge Manager para los que nos acabamos de enamorar de el juego, me interesaba ver qué hacer con las tres expansiones restantes. Resulta que el consejo de Ofrenda a los Guardianes y la Caja Oscura es de juntarlas con otras, previsiblemente porque se trata de maldiciones en las que grindear. Este término lo saco directamente de juegos como Final Fantasy, en los que llegan momentos en los que no puedes avanzar a menos que subas de nivel. Y estas dos maldiciones tienen algo de grindeo.

Vamos pues con la reseña de An Offering to the GuardiansThe Dark Chest of the Damned, jugadas en una misma partida. Recomiendo fervientemente que antes de leer este artículo, eches un vistazo a las primeras impresiones del juego y luego a la opinión sobre Voracious Goddess, siendo rápidas y entretenidas, y permitiéndote entender profundamente las sensaciones que este juego  transmite.

Tras 18 horas a 7th Continent en una sola partida sin fallecer, finalicé ambas maldiciones.

An Offering to the GuardiansThe Dark Chest of the Damned se complementan de forma genial


7th continent
7th continent

Una semana después de conocer muchos escondrijos y secretos del séptimo continente, me adentré de nuevo con la ilusión de descubrir lugares nuevos y situaciones sorprendentes. Vaya sopapo de realidad recibí. 

El terreno que abarca el juego no es mucho más grande de lo que atisbas en la primera maldición. Cierto es que hay algunas esquinas que posiblemente no visitaste, pero en general, vas a ver muchas losetas repetidas. Sin embargo, no las vas a vivir igual. Resulta que en los encuentros aleatorios entre terrenos, en los tesoros al azar que puedes encontrar o las experiencias que puedas obtener hacen que la partida suene diferente. Como prometí evitar destripes, solo daré un ejemplo genérico: Es posible que en esta segunda partida encuentres un mapa de un tesoro, y pierdas tiempo y cabeza en encontrarlo. No tiene que ver con las maldiciones, pero definitivamente hará que tu odisea sepa diferente.

Cierto es que ya parte del encanto se ha acabado: ya sabes donde asegurar tu supervivencia, conoces qué sitios investigar y cuáles mejor evitar… pero en el fondo se trata de una aventura nueva, en el mismo sitio.

Bipolar

Pros

  • Con su carácter más abierto, estas maldiciones dan pié a explorar todo lo posible el continente. No sientes la prisa de la primera vez.
  • Una gran idea de diseño es que mezclar varias maldiciones te permitirá resolver situaciones similares de forma diferente. Te sorprenderás al ver nuevos usos de zonas conocidas.

Contras

  • Recomiendo encarecidamente que dejes pasar un tiempo entre las maldiciones. En nuestro caso, solo dejamos una semana de diferencia. Ello hace que hubiera sensaciones de repetición, de ir rápido buscando situaciones con más miga. Las sorpresas, sin embargo, aparecían a medio plazo.
  • Ambas maldiciones carecen de un final épico, al igual que paraba con Voracious. Parece que Serious Poulp no consigue entender el concepto de acabar l apartida por todo lo alto.

Recomendaciones

· En mi caso, hice una regla casera que me gustó y recomiendo: los eventos entre terrenos, una vez jugados van al pasado. SIn embargo, vuelven a su mazo al descansar. Decidí dejarlas en el pasado siempre, asegurándome así que los eventos siempre fueran diferentes.

· Apura sin recoger el tablero de juego. Así podrás volver a sitios previos rápidamente.

· Tras jugar Voracious, ya en esta segunda vuelta sí recomiendo que apuntes puzzles que dejas para otra ocasión y dónde aparecen símbolos de otras maldiciones. No me veo repitiendo zonas por no saber dónde se encontraban cosas importantes.

Conclusiones globales

7th Continent me ha decepcionado. Esperaba muchos terrenos nuevos y me he encontrado con mucho de lo mismo. Es interesante ver que muchas zonas nuevas se encuentran literalmente cerradas porque pertenecen a las expansiones. Y es una pena, porque da la impresión de que cada maldición debería tener sus zonas independientes, y no va a ser así (menos las de las expansiones).

¿Recuerdan que comparaba este juego con Fallout o Skyrim? Esa sensación sigue ahí. Sin embargo, el dejar el juego tras una maldición da una sensación similar a la que daría en esos juegos volver a empezar el juego tras cada Quest principal, un sinsentido. Cada vez veo más lógico que hacer una partida con todas las maldiciones es algo perfectamente viable. Una única partida de 24 horas no parece descabellado.

Voy a dejar que pase el tiempo para la reseña de la maldición del lobo. Quiero volver a explorar y descubrir, no ir a toda mecha.

An Offering to the GuardiansThe Dark Chest of the Damned decepcionan porque no plantean zonas propias respecto a Voracious. Sin embargo, la aleatoriedad de quests menores hace que 7th Continent mantenga sus secretos

Buen Juego
Estas maldiciones aportan poco pero te dan una causa para explorar todas las esquinas del continente, aunque no siempre lo justifiquen

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!