¡¡¡ Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana ¡¡¡

…Nadie podría prever que en pleno siglo XXI cientos de miles de fans – y no tan fans – de esta saga de la filmografía proyectasen al mundo de los juegos de mesa sus deseos de teorizar, imaginar, simular y fantasear de la forma en la que hoy en día la entendemos, como una actividad de masas. Las empresas sabedoras del lucrativo negocio que se tienen entre manos proponen cada vez más juegos relacionados con esta temática, así como luchas de poder entre las mismas para poseer los derechos. Y ya no sólo de los juegos, sino de las películas, merchandising  y demás conglomerados de oportunidades económicas. Pero a nosotros como personas jugonas el fin último es poder disfrutar de esos juegos. Juegos que se pueden enfocar en juegos tácticos, juegos estratégicos, juegos de miniaturas, juegos de cartas, shooters, simulación, combinaciones de varios, … dependiendo ya de su vertiente de mesa, de pc, consolas. ¡¡ Un mar de oportunidades sin lugar a dudas!

Pero si hay un juego de la saga de Star Wars que represente con bastante fidelidad el aspecto táctico de los combates entre naves ese es el X-Wing Miniatures de Star Wars, generado por Fantasy Flight y Edge tras acuerdo en 2011 con Lucasfilm Ltd.

Es un juego de mesa con miniaturas, que refleja fielmente las naves de las películas, dibujos, cómics y series  con sus pilotos,  sus características y con la posibilidad – aquí radica el éxito del juego – de modificarlos en función de los slots disponibles en las naves a través de “cartas de mejoras”.

A modo de resumen, el juego consiste en conformar listas de un máximo de 100 puntos (cada nave-piloto y mejoras tiene un coste) con el objetivo de destruir al enemigo – se juega 1vs1 – a través de un combate táctico, donde la iniciativa del movimiento y del ataque va en función de la habilidad de los pilotos. Los bandos o facciones disponibles son Rebelde, Imperio o Escoria/Villanos (también conocidos  como Scum en su término anglosajón).

En torneos oficiales se juega en un espacio de 90x90cm., con 6 asteorides/basura espacial y en un tiempo limitado. Las formas de victoria son por destrucción total del oponente o cumplido el tiempo, quién tenga más puntos en naves enemigas destruidas.

No necesitas obligatoriamente un tapete de 90×90 ni jugar a 100 puntos. Cualquier superficie es válida y cualquier combinación de puntos también se puede aceptar entre las partes, pero desde aquí queremos trasmitir lo que es aceptado comúnmente en los torneos oficiales y la “normalidad” entre las partidas que se disputan habitualmente.

Hoy en día se puede jugar tanto a nivel físico como a nivel online. El primer enfoque es muy evidente. Posees una serie de naves que “sacarás” a mesa a jugar contra tu rival. Desde un punto de vista online, dispones de varias formas de contrastar tu destreza a través de las aplicaciones Vassal y Tabletop Simulator (con sus módulos correspondientes en ambos casos). En vassal se jugará en 2D y en Tabletop Simulator en 3D.

A nivel de coste económico de al menos estas tres opciones que hemos comentado podemos indicar – de menos a más – que la más barata es Vassal al ser una aplicación gratuita, así como sus módulos. Seguidamente Tabletop Simulator, programa informático que requiere de una compra previa y que dependiendo de si es precio original o rebajas puede variar su cuantía. Actualmente lo puedes adquirir a través de la plataforma Steam o desde otras fuentes con código de activación en Steam (en ambos casos hay que añadir el pago o consumo de una conexión a internet).

El caso que más nos atrae es sin duda el juego físico, el que podremos palpar y mirar ya no solo las figuras de las naves – que son una preciosidad – sino sus cartas y todos los tokens que vienen con ellas (fichas de evasión, concentración, reglas, asteroides/basura espacial, bombas, mazo de cartas de daño, diales, dados, …).

En el caso del juego físico nos encontramos con el típico juego de venta por oleadas o expansiones (wave en el término anglosajón) donde cada cierto tiempo es lanzado al mercado y que proponen nuevas naves, reedición de algunas anteriores con sus respectivos pilotos, fichas, etc.

El juego te propone dos (2) cajas básicas para iniciarte donde se incluyen “lo básico” para jugar en cuestión de mazo de daños, reglas, dados (tarde o temprano deberás conseguir más dados que los que vienen de base en las cajas, kit que además venden por separado), asteroides, etc.

El juego base no incluye tapete, kit que deberás conseguir o elaborarte por otro lado. A partir de esas dos cajas básicas, el juego se adquiere por blíster o cajitas, dependiendo del tamaño y número de naves, con un mayor o menor coste. Las cajas básicas traen 1 nave rebelde y 2 imperiales.

Nave Pequeña

Debes conformar tus escuadras con más naves si tu deseo es tener más variedad de juego, si  bien con una caja puedes jugar perfectamente y disfrutar del juego. Las naves se distinguen en tres (3) tamaños en función las dimensiones de la base de la peana y no por el tamaño de la nave, si bien suele estar en consonancia para un efecto visual más realista: nave pequeña, nave mediana y nave grande.

Para torneos se utilizan naves pequeñas y medianas, siendo utilizadas las grandes para “partidas épicas” donde se dispone de dos tapetes de 90×90 que conforman un 180×90 y donde el coste de listas se dispara a 150 ó 300 puntos, frente a los 100 puntos de la partida estándar, siendo esta última la más aceptada por toda la comunidad.

Aquí viene uno de los hándicaps de este juego, el famoso “pay to win” o “pagar para ganar”. No siempre ocurre, pero las nuevas naves que aparecen permiten formas más novedosas de jugar, ciertas características que te ayudan a tener ventajas, ciertas mejoras que te permiten sacar más rendimiento a otras naves de oleadas anteriores (es frecuente que una nave que en principio no te interesa adquirir traiga la carta – o cartas – de mejora que te permite que una de tus naves anteriores ahora sea más versátil y más productiva en el combate. Ahora probablemente tu interés en adquirir ese blíster sea mayor aún).

Si la caja básica está entre 32-36 euros, la nave pequeña la estimamos entre 12-15 euros, nave mediana 25-30 y nave grande 60-90 euros, calcula tener una flota de entre 50-100 naves de este juego. Es evidente que para jugar no hace falta desembolsar estas grandes cantidades de dinero “por 1 solo juego” pero si quieres competir a nivel de torneos, sí que es bastante recomendable que adquieras más naves e incluso muchas de ellas repetidas, triplicadas y se han visto casos de cuatro, cinco iguales.

Nave grande

Es frecuente ver en los foros y grupos de xwing el precio de la lista ganadora de los torneos. Así por ejemplo, sumando el precio de donde sale cada nave y cada carta de mejora puedes saber exactamente qué cantidad de dinero ha costado en la realidad. Otra cosa son las gestiones de juegos por intercambio, de segunda mano, préstamos de conocidos, compras de cartas de mejoras independientes, regalos, … que hacen que no se dispare tanto la cantidad de dinero desembolsado. Como siempre, hay un mundo paralelo que subsiste a la realidad de los juegos en primicia y de “paquete”.

Volviendo al coste de listas ganadoras, vamos a consultar la página del Escuadron Duck Vader (Canarias). Ahí nos indican algunas listas ganadoras en el ámbito nacional en 2016. Veamos varios ejemplos; Regional de Asturias (279.55 euros), Regional de Sevilla (214,65 euros), Regional de Bilbao (314,50 euros), Regional de Zaragoza (179,65 euros), Regional de Jaén (129,75), Regional de Barcelona (249,55 euros).

Volviendo al juego base y las expansiones/blisters, vienen una serie de kits separados que intentan mejorar la experiencia con el juego, que además son un coste añadido. Ya hemos comentado el kit de dados, si bien hay también kits de diales, kits de bases de naves, bolsos, tapetes, fundas, portacartas, ….

A los kits oficiales hay que añadir los kits que entregan en los torneos por participar y por conseguir mejores puestos en el ranking. Son regalos de la organización a los jugadores/as, si bien en algunos casos éstos se ponen a la venta de segunda mano y se pueden adquirir de este modo.

Por otro lado, está el trabajo de la comunidad. Como siempre, le da un valor añadido al juego desde cartas a tokens, tapetes y un largo etcétera. Ni comentar que algunos jugadores/as también repintan sus propias naves dándoles otro aspecto.

Un recurso muy apreciado pero que no es exclusivo del juego es un puntero laser, que nos permitirá calcular los arcos de disparo de nuestras naves con mucha precisión sin ser invasivo con el juego. Es decir, no tendremos que gestionar el uso de reglas entre medio de las naves ni movilizar nada del mismo. En este caso un puntero que traza una línea horizontal. Muy cómodo, efectivo y rápido.

A modo de resumen, nos encontramos con un juego de miniaturas que pondrá el listón allá donde tú decidas y que tiene una calidad en los materiales excepcional incluyendo todas las naves montadas y pintadas. Una pequeña inversión para jugar ocasionalmente o ir aumentando “la flota” de naves (y el dinero invertido, no es un juego barato) para ir adquiriendo más posibilidades a la hora de combinar naves-pilotos y mejoras.

Más allá de lo oficial, existe una gran comunidad que aporta su granito de arena para seguir mejorando la experiencia del juego. A nivel de jugabilidad, es una experiencia única, sin duda un gran juego de miniaturas por calidad, sencillez en las reglas y por tener una comunidad jugona muy activa a día de hoy. Y es que Star Wars  ya de por sí, es un reclamo más que evidente.

Tan solo falta que “la fuerza te acompañe”.

Fuentes:
http://xwing-miniatures.wikia.com
http://www.fancueva.com
https://www.fantasyflightgames.com
http://latino.starwars.com
https://www.xwing.es
http://escuadronduckvader.blogspot.com.es

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!