En el Año del Dragón (reseña de Samuel, David y Calvo) es un juego de Stefan Feld que no parece de su escuela. Maldito Games se está volviendo loco. Sacar los juegos de la serie Alea es a partes iguales una genialidad y un suicidio, ya que tienen calidad y profundidad demostrada, pero son viejunos en general. Este En el Año del Dragón me parece genial a nivel jugable, siendo un eurogame tremendamente ágil y divertido a 4 o 5 jugadores, pero vetusto y sin vida en las ilustraciones.

Se trata de un juego en el que estaremos luchando continuamente con el orden de turno, siendo sin duda el recurso más importante del juego. Tener que prepararte para los eventos que llegarán, mostrados desde el inicio de la partida, da una visión de estrategia inigualable.

En el Año del Dragón, ni un paso en falso

en el año del dragon juego de mesa

La planificación, desvirtuada por tus compañeros de mesa, será una constante en la que prácticamente no deberás errar si no quieres verte fuera. Este juego es duro porque una sola decisión en falso te quitará la victoria al final. Sin embargo, es algo que solo verás a largo plazo.

Me encanta este juego porque a cuatro y cinco jugadores, su número ideal, es constante tanteo, y no se alarga ni sobran. Es una pena que tenga un arte deleznable, sin iconografía que ayude y con un tema poco emocionante. No le veo pegas excepto que no creo que tenga emoción a 3 o 2 jugadores.

Con tan pocos movimientos por ronda, este juego se hace intenso y divertido, lleno de decisiones, pero a un número de 4-5.

En el Año del Dragón es un juego que no me cuesta alabar pero sí recomendar. Es agobiante, y el arte no acompaña a este gran juego de tensión.

2 Comentarios

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!