Quiero empezar diciendo que para mi las primeras impresiones deben destilar humildad. Todos hemos tenido partidas penosas a grandes juegos. Todos hemos tenido partidas fastuosas a juegos normales: el grupo puede no ser el idóneo, como sacarle un agrícola a personas que no quieran calentarse la cabeza, o un juego social a un grupo que le gusta trazar estrategias. Puede que la hora no fuera ideal, o que la partida llegara después de un Lacerda y todos los jugadores estuvieran un poco mareados después de estrujarse la cabeza.

Por ello diré que mi partida al Rising Sun fue en mal contexto: éramos 6 jugadores, 5 de ellos sin saber las reglas, y varios de los presentes, entre los cuales me incluyo, tenían prisa por terminar esa partida y jugar al Auztralia en la mesa de al lado.

Y la partida se nos hizo larga, y muchos desconectaban en su turno.

 

Dada mi agridulce experiencia, voy a intentar abstraerme del contexto de la partida para transmitir las sensaciones de este juego. Comienzo:

Rising Sun es un juego de mayorías en tres rondas.

Cada ronda dispone de tres fases:

1- Hacer pacto con otro jugador (puede durar un minuto).

2- Seleccionar acciones: un sistema como el Puerto Rico, disfrutando el que la elije y su aliado de un beneficio adicional. Se puede invocar tropas (y colocar fortalezas), comprar cartas (de monstruos, de puntuación, de habilidad), mover tropas, cosechar beneficios de los terrenos en los que tengas mayorías, y traicionar a tu aliado.

3- Fase de guerra: subasta ciega, empleando tu dinero tras una pantalla para hacer una de las siguientes acciones: Suicidarte a cambio de puntos y moral (similar al Blood Rage, que se puede jugara perder), secuestrar una pieza rival (sin duda, la acción más polémica puesto que de esta forma pueden anularte una unidad muy fuerte), poner unidades de fuerza adicionales (un recurso que escasea) y realizar un poema, consiguiendo puntos por las muertes.

Osea, tenemos negociación, selección de acciones y subastas. Creo que es un juego muy entretenido, que a seis jugadores se ralentizará mucho, pero no será problema en jugadores que ya conozcan el juego. Chirría que las batallas cambien bastante según una mecánica de subastas, aun más si consideramos que si estás en 3 o 5 batallas deberás controlar muy bien el dinero que vas ganando o perdiendo de una a otra, ya que nunca te sobrará, y puede que desperdicies mucho dinero en una puja inútil.

Sin embargo, todo esto lo veo lleno de estrategia: saber cuándo gastar, dónde dejarte morir y subir moral (la moral resuelve los empates, muy importante), muchas decisiones que un amplio número de jugadores impresionará de caos. También hay mucha estrategia en la selección de acciones, cosa que sabemos gracias al Puerto Rico, que estuvo nº 1 de la BGG por razones obvias.

El elemento de cambio son las cartas que saldrán a la mesa cada ronda: de ahí saldrán los grandes monstruos y los combos más interesantes. Además, existen unos dioses que nos darán beneficio y cuentan en las batallas.


Creo que es un juego complejo pero digerible, elegante en cada una de sus mecánicas. Sin embargo, hablamos de dos o tres mecánicas, lo que genera una explicación más amplia de lo imaginable en principio. Al ser un juego de tres fases con tres rondas, tiene unos tempos que varían.

El juego me parece que funciona como un reloj, pero de inicio no recomiendo estrenarlo a más de 4 jugadores y entender que es un juego con una explicación algo extensa y que no tiene un ritmo tan rápido como el Blood Rage, juego con el que no para de compararse.

Quiero seguir dándole, creo que tiene mucho por exprimir.

Diré que iba 5º de seis jugadores. En el último turno, ya sin esperanzas, decidí arriesgarme: cogí a Godzilla, el monstruo más caro y grande, con ganas de arrasar alguna zona y reírme. Sin embargo, el cambio fue que todos el resto de jugadores comenzó a temerme: fui ganando negociaciones inesperadas, llegando a la fase de batalla con gran beneficio (todo el mundo temía que sacara a la bestia). Terminé en tercer lugar, ya que el primero y segundo se habían desplazado ya muchísimo. Sentí la fuerza de Godzilla en mí.

4 Comentarios

  1. Buenas.

    Yo lo estrené con una partida a 6. Toda la mañana, un sitio tranquilo, total predisposición por parte de todos los jugadores… y el resultado fue una partidaza (de iniciación) que nos dejó a todo entusiasmados. 4 horas que duró, eso sí. Como bien dices, el juego funciona de maravilla. A 6 no se resiente la estrategia ya que rara vez va a haber tortas con todos los clanes metidos en una sola provincia. Las alianzas son claves y muy pero que muy divertidas de negociar y luego de aprovechar al máximo.

    Segunda partida a 4 y las sensaciones fueron las mismas. En esta ocasión con el cuarto jugador que no estuvo en la anterior, pero pilló los conceptos muy rápidamente y no le fue nada mal. Estuvimos 3 horas bien buenas.

    Un juego intenso a pesar de su ritmo pausado. Me gustan este tipo de juegos aunque no son mis favoritos (el Blood Rage o el Padrino no me convencen al 100%) pero este me parece un autentico juegazo. De esos que se disfrutan si te dejas llevar por el tiempo que haga falta y que te mete de lleno en cada temporada hasta una batalla final que, hasta ahora, han sido muy potentes, pegando la subida de puntos en el último momento y tratando de optimizar la siguiente batalla cuando la anterior no ha salido como esperabas.

    También hay que decir que este kickstarter es una absoluta gozada y no me imagino jugar a este juego sin las fichas de mandatos de baquelita o las fortalezas de plástico (especialmente las del clan tortuga. De esos juegos que funcionan perfectamente a nivel de mecánicas per que además su producción está a un nivel estratosférico.

    Un saludo!

    • Gracias Eloi. Sí, la versión de Kickstarter es LA VERSiÓN WUNFS. No sé cómo se sentirán los pobres que tengan que conformarse con la versión que Edge sacará ahora.

      Grandes impresiones las tuyas. Creo que todo el mundo entra en el juego esperando 90 min y tensión sin parar, y se llevan un chasco.
      Muchas gracias.!

  2. Buenas,

    Antes que nada: gran artículo. Todo muy bien explicado de manera breve y clara. Yo lo semi-estrené a cinco jugadores (tuvimos que parar antes de comenzar el otoño porque una pareja se tenía que ir: llevábamos dos horas). El viernes lo estrené verdaderamente a cuatro, sólo un jugador repetía (quedó el último). Un nuevo jugador fue el titán del AP (y ganó): la partida se fue a cinco horas. Sin embargo, una jugadora dijo: “No he visto el tiempo pasar”. Ritmo pausado sí, pero de tensión va bien surtido. Cuando los jugadores conozcan el juego, éste irá sin duda más rápido. Pero a cuatro jugadores veo difícil que dure menos de 2h30-3h.

    Personalmente, a mí me ha gustado muchísimo, a pesar de que no pararon de bloquearme y darme palos al principio y difícilmente pude recuperarme. Elegir bien a tu aliado es simplemente FUNDAMENTAL. Una mala alianza puede lastrarte.

    De acuerdo con todos vosotros: este juego era para participar en el kickstarter. Lástima de los que compren la versión retail.

    Un saludo,
    Antonio.

    P.D.: Cuando hablas de “moral” deberías escribir “honor”. 😉

    • Gracias Antonio! Me temo que dada la dureza y el tempo más pausado este Rising no va a ser tan aclamado como el Blood Rage. Sin embargo, es genial en muchos sentidos. Deseando darle más partidas!

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!