1960 Carrera hacia la Casa Blanca, nos sumerge en uno de los grandes enfrentamientos políticos del siglo XX.

El que siga medianamente la política norteamericana sabe que el Partido Demócrata y el Partido Republicano son los abanderados de la política en Estados Unidos. En nuestra sociedad actual todo parece girar en torno a lo que el presidente electo de este país  diga, haga, sugiera o proponga.

Es la denominada (y auto-denominada) primera potencia mundial y deciden el caminar de este planeta en mayor medida frente a otros países del globo. Su política y la política de sus grandes lobbys y conglomerados de empresas guían la ruta por el que básicamente el sector capitalista camina en el día a día. Bien, démosle marcha atrás al tiempo y situémonos en los Estados Unidos de 1960. Se acaba el mandato del archiconocido Eisenhower que venía de suceder a Truman, afianzando aún más la Guerra Fría contra la U.R.S.S.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca, una lucha de poderes

El siguiente presidente de los Estados Unidos de América tomaría las riendas de un país en el que por primera vez votarían los estados de Hawaii y de Alaska, asumiría la responsabilidad última de la recién creada N.A.S.A. por Eisenhower y asumiría la pesada carga de la guerra no declarada contra la U.R.S.S.

En Estados Unidos surgía el movimiento hippie y una concienciación mayor a la hora de exigir a la clase política responsabilidades para una mejor ejecución de sus mandatos y un beneficio para la población y el país.  En la parrilla de salida nos encontramos con el Demócrata John F. Kennedy y con el Republicano – y anteriormente vicepresidente con EisenhowerRichard Nixon.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

1960 Carrera hacia la Casa Blanca nos traslada a ese momento, a la campaña presidencial entre ambos contendientes. Mediante el uso de cartas y la colocación de cubos y “chapas” tendremos que dirimir qué Estados apoyarán y votarán mayoritariamente a cada uno de los candidatos, qué zona (Oeste, Medio Oeste, Sur y Este) respaldará a quién, así como la mayor presencia y propaganda en los medios de comunicación.

Además en sus campañas tendrán que interceder por los siempre complejos asuntos de gobierno en temas de Economía, Defensa y Derechos Civiles. Por lo tanto, se trata de un juego temático basado en hechos reales y cuyo motor de interacción con el rival es mediante el uso de cartas y la colocación de cubos.

En el juego no hay ninguna situación donde se tenga que lanzar dado alguno. Aquí la aleatoriedad y la fortuna se regirá por la salida de cubos (puedes influir en un mayor o menor porcentaje de posibilidades)  y por la distribución de cartas en la mano de cada uno de los dos contendientes, que son básicamente el número de jugadores idóneo: Un 1vs1. Lo interesante es que tampoco hay ninguna opción de acabar el juego con anterioridad a lo recogido en el track de turnos, que a su vez sufre varias fases con campañas y debates.

Hay que jugar todos y cada uno de los turnos y sus fases. ¿Cómo es la secuencia? 9 turnos, donde el sexto (6º) es un turno distinto, turno de Debate donde se pondrán sobre la mesa los Asuntos de Estado (se resuelve en otro tapete independiente y utilizando las cartas que hemos ido guardando en cada mano para esta ocasión. El turno 9 es el turno de la Jornada Electoral. Cada turno números 1 al 5 y del 7 al 8 se divide en 5 fases, ímpetu y estrategia de campaña.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Ya solo nos queda preguntarnos ¿Quién querrá emular a Kennedy y ganar las elecciones? ¿O prefieres intentar que Nixon gane las elecciones en 1960 anticipándose al propio Kennedy y su posterior vicepresidente tras la muerte de éste último? ¿Intentaré recabar votos en los Estados de más peso de cada zona o invertiré esfuerzos para aliar a los medios de comunicación hacia nuestros intereses y daremos un golpe sobre la mesa en el debate televisado? Históricamente se obtuvo uno de los resultados más ajustados entre dos rivales políticos a la Casa Blanca.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Llegados a este punto algunas personas podrán pensar que un juego de política, de la década de los 60, de un país muy específico y con una ley electoral muy distinta a la nuestra ¿puede ser interesante y además divertido? En mi opinión, de toda mi colección y salvando el Hannibal Rome vs Carthage es al que más ilusión me hace jugar.  No hay una guerra, pero se ve el avance del “enemigo” en el tablero; no hay ninguna batalla, pero en cada carta el enfrentamiento es real.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca (2008) es el nombre que adopta para su versión en castellano, pero originalmente se denomina 1960 The Making of the President (2007).

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Hay varias cosas interesantes que comentar sobre 1960 Carrera hacia la Casablanca, en cuanto a la versión original, los autores, la versión en castellano, maquetación, qué empresa fue la responsable de maquetar y distribuir en España y qué empresa es la que tiene ahora asignada el stock.

Empecemos. El juego original es de Z-Man Games (1999, New York) que se la puede reconocer por sus trabajos con el Pandemic, Carcassonne y Terra Mystica, entre otros muchos. Además tiene versiones para pc y tablets de algunos de sus juegos de la mano de Asmodee Digital a través de Google Play y Steam.

La idea original del juego es de los autores Jason Mathews y Christian Leonhard. Este juego fue el ganador al Mejor Juego de Estrategia para Dos Jugadores en 2008  (International Gamer Awards Best Two-Player Strategy Game 2008), además de estar nominado a otros muchos.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

1960 Carrera hacia la Casa Blanca, un tour por diversas editoriales

Si vamos autor por autor, Jason Mathews  está presente en otros trabajos como el Twilight Struggle, 1989 Dawn of Freedom y el Tide of Iron. Actualmente diseña el Imperial Struggle sobre las guerras anglo-francesas en el siglo XVIII en la vieja Europa y las colonias, con mecánicas extraídas del Twilight Struggle.

Christian Leonhard ha diseñado además el Campaign Manager 2008 (nuevamente la política en un juego de tablero, Obama vs McCain), Founding Fathers y el FireTeam.

Tras Z-Man Games recayó en GMT Games, que ha sacado en 2017 su versión en inglés. Hay otras dos editoras: Filosofia Éditions (Montreal, Canadá)  en versión francesa y con el nombre de 1960: Kennedy contre Nixon (2009); En España, Gabinete Lúdico con su versión del 2008.

La que nos interesa más por cercanía y por tener el juego traducido al castellano y rediseño es ésta última. Por circunstancias varias, Gabinete Lúdico dejó de serlo en 2014, llegando a un acuerdo con Zacatrus! por el cual este último se hacía cargo de todo el stock de juegos, donde se incluía 1960 Carrera hacia la Casa Blanca que analizamos en su versión en castellano. Vemos que para no ser un juego muy conocido ha tenido una historia bastante interesante con idas y venidas por varias editoriales.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Además nos encontramos con diversas portadas y diseños del juego, según la editorial que lo haya lanzado al mercado.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesaPara Gabinete Lúdico – según las fuentes consultadas – fue su primer juego aunque estuvo envuelto en ciertas dificultades por las calidades finales, diseño y transporte desde China hasta España.

Después de toda esta información, ¿dónde puedo encontrar 1960 Carrera hacia la Casablanca en España? ¿y con qué versión? Bien, en mi rastreo del juego he encontrado en varias tiendas stock de la versión original a un precio que oscila entre los 47-80 euros (Más que Oca, DracoTienda, Planetongames, Mathom, …). Para la versión en castellano y que tengan el juego disponible solo he encontrado en Fnac online, constatando que en Zacatrus! está agotado. Quizás habría que buscar en las tiendas físicas.

En mi caso fue así y además a un precio increíble para la calidad y cantidad de componentes (como ya veremos más adelante): 24.95 euros. Lo curioso es que Gabinete Lúdico lanzó una mini-expansión de chapas electorales de metal, que eran copia fidedigna de las originales en las elecciones de aquel año. Yo al menos no he podido encontrarlas y su función era sustituir las fichas de cartón que venían en la caja, dando un mayor colorido y ambientación al juego.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca, una gran fluctuación de precios

Volviendo al precio, me he encontrado que para la versión en castellano el precio es de 24,95 euros (en tiendas y Zacatrus!) pero en otras tiendas lo tienen a 44-45 euros – aunque ya no tienen en stock. Es curioso como el juego en castellano tiene un peso tasado de casi 25 euros aunque te lo puedes encontrar cerca de los 45, mientras que la versión original (segunda edición) con distintas calidades y diseño gráfico cuesta 47 e incluso 80 euros.

Muy fluctuante el precio de un mismo juego aunque sean de versiones  y ediciones distintas. Desconozco como está el mercadeo de segunda mano porque no he podido encontrar ninguno  a la venta, si bien el que tenga el juego en castellano y sepa lo que tiene entre manos, difícilmente se desprenderá de su copia. Es un juego ciertamente desconocido pero que tiene un gran valor una vez empiezas a rascar e indagar sobre él.

También existe la opción de jugar digitalmente a través de pc, ya sea en versión vassal o Tabletop Simulator. Les recomiendo que ojeen la sección de Bibliografía y Consulta donde incluyo enlaces para encontrar cada módulo de dicho juego en varios idiomas. Uno de ellos es una versión a nuestro idioma, una adaptación de Placeres Culpables para Tabletop Simulator a partir de los archivos subidos por la comunidad de habla castellana.

Como no puede ser de otra manera, tenemos que recurrir a la clasificación/ranking de la BGG. Cogemos de referencia el original en lengua inglesa y vemos que está situado en el puesto 151 de la totalidad de juegos, mientras que en la específica de estrategia se sitúa en el 112. Creo que 1960 Carrera hacia la Casa Blanca es un gran desconocido y el que lo prueba sabe que tiene que valorarlo en su justa medida, que es una nota alta. Además, para la temática que trata, no es un mal puesto.

Bien, veamos sin más dilación la caja del juego. Me gusta la presentación, es excelente.  Caja dura que aguanta caña, aunque como siempre hay que tener cuidado con las puntas porque suele empezar por ahí el posible deterioro. Hay que cuidar nuestros tesoros, pero ver esas marquitas en las esquinas significa que le hemos dado vida.

Su peso también indica que tiene bastante material dentro: Tablero, tablero de debate, 50 sellos de Estados, 3 fichas de Asuntos de Estado, 2 tokens de candidatos, 12 marcadores de ímpetu, cubos de madera, bolsa de tela, marcadores de respaldo, 2 cartas de candidatos, 91 cartas de campaña, 16 cartas de respaldo, 14 marcadores de respaldo, manual y fundas de plástico herméticas.

La calidad de los componentes es muy buena y reincidimos en el tablero de cartón duro, los cubitos de maderas de colores para ambos bandos y marcadores varios, cartón duro para las elecciones, cartas. Además te viene con una bolsita de tela negra para poder meter los cubos y hacer el sorteo aleatorio, con algunas bolsas plásticas de cierre hermético para organizar las piezas/tokens. Un buen detalle.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Hay dos piezas  cilíndricas que representan a los líderes en el mapa, con los símbolos del burro/asno para Kennedy y el elefante para Nixon. Históricamente surgieron las figuras de estos animales como símbolos cuando allá por la década de 1820 los republicanos se mofaban de la derrota demócrata, diciendo que eran unos asnos.

Los demócratas quisieron pasar la burla a fortaleza y se auto-asignaron la figura de un asno/burro como propia. En la década 1870 le tocó el turno a los demócratas, que se burlaron de los republicanos con viñetas donde un elefante caía en la trampa de un burro/asno. Y los republicanos también cogieron el guante y asignaron a este animal como símbolo de su partido.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Las cartas son maravillosas, con una ambientación con fotos de la época y en relación al texto indicado, con la presentación en blanco y negro. Esto le da un toque “años 60”. Por ahí escucho y leo que al igual que con el Twilight Struggle el incluir fotos reales que ambientan la carta en relación con el evento no es muy apreciado. Para mi es la mejor ilustración que se le puede poner a una carta, más allá de la calidad y esmeros de muchos artistas por ilustrar cartas bonitas.

El tamaño estándar es de 63,5mm x 88mm. Además te presentan dos cartas especiales, que son las de los líderes Nixon y Kennedy. Ambas cartas pueden ser utilizadas como comodín en un momento del  juego y tiene doble cara (Líder y en su anverso, exhausto). En Bibliografía y Consulta dejo enlace a un artículo del foro Bsk sobre un unboxing/apertura de la caja. Ahí podrán observar los componentes de primera mano.

1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Si tuviéramos que valorar aspectos a mejorar de la maquetación y diseño de la versión  de 1960 Carrera hacia la Casa Blanca en castellano no hay mucho que decir, a mi me parece sublime. Me quito el sombrero ante el diseño de Javi Noguerol (Javier Noguerol), para mí la mejor edición de todas las que existen y además con diferencia. Te transporta a 1960.1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

No hay más que añadir. Quizás el único comentario genérico a cualquier versión del juego sería un mapa un poco más claro en cuanto a espacio disponible en algunos Estados de la costa Este, ya que entre cubos, fichas de Estado y si vienen los líderes a captar votos, se concentran muchos tokens en un espacio reducido.

Pasemos a las reglas. Mucha calidad en el diseño del manual y calidad aceptable en el papel. Viene con ejemplos gráficos y es bastante fácil comprender las reglas, las cuales no tiene mayor complejidad que releer unas cuántas veces e incluso ver los vídeos que hay sobre el juego (Ver Bibliografía y Consulta).

La verdadera – y afortunada – complejidad es  diseñar una estrategia que nos permita ganar al rival y conseguir que nuestro presidente electo gobierne los próximos 4 años en la casa oval. En Bibliografía y Consulta adjunto enlace para quien quiere seguir una excelente descripción de las reglas y partida por parte de Mi Juego del Mes con Masivi, que actualmente realiza vídeos similares – aunque con menos crítica en mi opinión – para Zacatrus!

 1960 Carrera hacia la Casa Blanca juego de mesa

Vienen varias erratas en el juego. Por suerte, viene la solución corregida en un sobre adosado al exterior de la propia caja y en forma de pegatinas. Simplemente sustituyes con la pegatina correspondiente en la zona del mapa donde hay que cambiar la puntuación, así como en la ficha de Estado y cartas. Es muy sencillo y solo requiere unos pocos minutos, más por acertar en la colocación exacta que por su complejidad. Muchos trabajos vienen con errores de impresión, así que es de agradecer que ya con la adquisición del juego venga la solución a esta situación.

No me quiero despedir sin recomendar este 1960 Carrera hacia la Casa Blanca. Si te gusta la época, la temática, tener calidad en los componentes, con reglas contenidas que funcionan con un motor de cartas y la colocación de cubos, sin duda este es un magnífico juego que puede colmar tus expectativas. Se crea un ambiente de tensión y vas intentando con tus recursos disponibles aventajar o tapar huecos en zonas donde tu rival te está superando. Ya estoy deseando comenzar mi siguiente partida. Lo único malo es que para conseguir esta versión, habrá que esforzarse porque ya no se edita y no queda prácticamente stock para su versión en castellano de Gabinete Lúdico.

Agradecimientos a Javier Noguerol  y a Placeres Culpables por su amable atención cuando me puse en contacto con ellos para comentarios sobre el juego.

Bibliografía y consulta de 1960 Carrera hacia la Casa Blanca:

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!