Ayer estuvimos probando dos juegos muy especiales. Antes de reseñas, vamos con el barómetro.

Somos grandes multinacionales del petróleo que sabemos que dicha materia prima va a agotarse. Estamos en una carrera contrarreloj para incorporarnos a otros negocios más prósperas, comprando acciones de los mismos e invirtiendo en ellos.

La mecánica de colocación de trabajadores es innovadora: para hacer una acción necesitas o la mayoría en la localización (realizando dos acciones) o estar empatados (hacer una acción previo sacar de una bolsa un barril al azar). Esta interacción se vuelve brutal , original y genuina. Hay fastidio del bueno.

Estilazo gráfico, sencillez de acciones y tiempo comedido destacan en un juego con un manual para exponer en un museo de lo genial que es. De verdad, todos como éste. Nunca vi uno mejor. En contra juega que le falta un pelín de elegancia en una (sólo una!) regla de barriles, pero se aliviará con un buen explicador de reglas que le de tema y se asegure que se hace todo correctamente.

Un juego de acciones muy medido y con mecánicas bastante originales. Un tapado en toda regla que necesitaría ser reconocido.

Reseña incoming.

 

Outlive fue un Kickstarter exitoso de la gente del pasable 10″ to Kill. Ahora lo trae Last Level Games, y oh que pedazo de juego. Este colocador de trabajadores tiene el tema bien engarzado: el apocalipsis ha llegado, y va a venir un barco a rescatar al refugio más exitoso.

Cada jugador llevará su propio refugio, y los puntos de victoria los marcarán las habitaciones que construyamos, el equipo encontrado que reparemos y los eventos externos que resolvamos (adelantándonos a los demás jugadores).

En la fase de día, moveremos cuatro trabajadores por 8 zonas. El movimiento de los mismos tiene limitaciones: no puede haber otro meeple tuyo a donde quieras ir, solo puedes mover al meeple como máximo a dos casillas de su sitio actual, y si donde caes hay un meeple contrario con menor fuerza (los meeples tienen fuerza 3, 4 y 5) podrás exigirle recursos. Además, los recursos son finitos en cada ronda.

Por la noche construiremos habitaciones, arreglaremos equipo, recibiremos o limpiaremos la radiación (que quita puntos) y resolveremos los eventos externos. Estos eventos limitan la partida. Como ejemplo, incendio en el bosque hace que haya menos recursos de madera. Si alguien aporta tres recursos de agua, resuelve el evento y consigue puntos.

Juego elegante, muy temático y con la interacción justa. Me parece genial. Genial Genial.

La copia no era mía, así que difícilmente podré reseñarlo. Muy recomendable igualmente.

Y eso es todo por ahora.

Un abrazo!

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!