El tercer juego basado en la trilogía de libros de Ken Follet ha llegado, Una Columna de Fuego cierra de momento esta serie a la espera de que el señor Ken Follet saque mas libros y estos se conviertan en nuevos títulos.

De momento la cosa ha pintado bien y en Una Columna de Fuego no bajan el nivel de lo que pretendían.

Este título lo podríamos enmarcar dentro de la categoría de eurogames sencillos y rápidos de asimilar. Si conocemos bien las reglas, en 10 minutos haz explicado todos los detalles y te has puesto a jugar.

De que va esto, Una Columna de Fuego es una carrera por alcanzar 50 puntos de victoria lo antes posibles, cuando un jugador los consiga, se acaba la ronda y se finaliza la partida, adicionalmente se pueden conseguir algunos puntos más que resolveremos al final de la partida, pocos.

Para esto cada turno, los jugadores gestionaran una tirada de dados con los que harán 2 acciones de las diferentes posibles: adquirir personajes y ejecutar una de las acciones posibles de un carril que nos da diferentes posibilidades (elegiremos y ejecutaremos la acción, siempre que dispongamos del dado adecuado).

Nuestro principal objetivo es la obtención y entrega de recursos, estos recursos los iremos consiguiendo a través de una serie de personajes que los entregan y por las acciones presentes de recogida en e tablero, luego, los iremos vendiendo por puntos de victoria en las diferentes ciudades presentes en el juego.

También hay una buena base de puntos en las batallas religiosas, una mecánica muy sencilla permite que cada vez que adquiramos una carta potenciemos la religión de la ciudad, cuando la ciudad se llena la religión predominante otorgara puntos a los jugadores que estén posicionados en esa ciudad y que compartan religión con la propia ciudad.

Ya iremos en su momento con la reseña de nuestro Dr. Cheno que ahondara en los aspectos de este juego, pero, nuestra primera impresión ha dejado muy buen sabor de boca.

Una Columna de Fuego, no innova, no aporta nada excesivamente nuevo, pero si tiene una gran sensación de frescura y fluidez. El juego va rápido y es muy intuitivo en las acciones, casi desde un primer momento entiendes muy bien el juego y esto es muy de agradecer, cuando lo que buscas es esto.

Buena calidad y cantidad de componentes, un inserto muy bonito. Gran variedad en las cartas que aporta diferentes sensaciones y una estructura de juego muy bien implementada. Una de las cosas que me llama de este juego es lo rápido en lo que te pones a jugar, se monta en 3 minutos de reloj y en 10 lo tienes explicado al detalle.

Como recomendación, este título puede entrar muy bien para aquellos jugadores que se estén iniciando en los eurogames o para momentos en los que nos apetezca algo fluido y rápido de controlar. Es muy fácil entender los caminos por los que se puede ir para conseguir la victoria y permite a todo tipo de jugadores enfrentarse casi en igualdad, ya que el componente de azar que tienen los dados, aunque no es muy marcado, si iguala bastante la contienda.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!