Ganador de varios premios y nominaciones en el año 2015, en este juego se enfrentarán de 2 a 4 jugadores a una competición de béisbol con una sencilla pero adictiva mecánica.

Saliendo por primera vez a través de Kickstarter en el año 2014 y financiado posteriormente por Eagle-Gryphon Games, ha sido diseñado por Mike Fitzgerald, autor de varios juegos de cartas a sus espaldas.

Una partida se desarrolla a lo largo de 3 encuentros de pretemporada en la que podremos adquirir nuevos fichajes al final de cada partido, con las ganancias del mismo. Y posteriormente 7 partidos al final de los cuales también se podrán ir adquiriendo nuevos jugadores. Eso sí, el equipo (mazo), siempre será de 15 cartas, por lo que cada vez que se compre un jugador se descartará otro.

En cada partido se ejecutarán 6 cartas, primero el jugador visitante jugará para que a continuación el contrincante pueda tratar de contrarrestarla, si no puede, podrá avanzar a sus bateadores y así sucesivamente. Una vez jugadas las 6 cartas se mirará quien ha hecho más carreras y se anotará la victoria.

No se trata de un juego complejo y tiene grandes posibilidades de ejecutar diferentes estrategias, aparte de que la gestión eficiente de la mano es fundamental puesto que tener un super equipo no es garantía para ganar los partidos. El juego básico viene con 4 equipos más un mazo de jugadores para adquirir, así como una caja enormemente vacía para comprar las numerosas expansiones de equipos existentes.

El tema, el cual se basa en partidos de robots, ciborgs y humanos, no tiene gran importancia en la partida ya que, aunque sí se da la sensación de un partido de béisbol, no tiene mayor relevancia el hecho de que sean robots, orcos o lagartos. Sus ilustraciones no ayudan ya que son bastante olvidables y su diseño de colores apagados es bastante sencillo pero funcional.

Jugando una partida completa a dos jugadores que comprende unos 11 partidos de béisbol, he podido hacerme una idea de lo que ofrece. Se nota la sensación de estar en una competición deportiva (con los límites obvios), y al ser encuentros rápidos, no se pierde el hilo de lo que se está haciendo, e igualmente no se tiene la sensación de que dure mucho, aunque pueda durar sobre las 2 horas. Una vez que se sepa jugar, va lanzado.

Sin poder aportar una opinión fundada, puedo ver como es un juego con grandes posibilidades por su sencillez a la hora del desarrollo y su profundidad de estrategias. Y sin haber probado su versión a 3 o 4 jugadores, decir que a 2 funciona más que perfectamente.

No te lo pierdas y lánzate a atrapar esa bola si te gustan los juegos basados en deportes y donde prime la estrategia.

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!