Chariot Race (Partidas – 4)

 Se mantiene con las partidas.
  • 45 minutos.
  • Las partidas han sido a 4, 5 y 6 jugadores.
  • Nivel de complejidad: Bajo
  • Sin dependencia del idioma, solo reglas.

Juego de carreras de cuadrigas, mecánicas muy sencillas y donde sobrevivir ya es un reto, al más puro estilo romano.
A la hora de jugar es muy sencillo tenemos un marcador de velocidad y otro de vida, donde la velocidad tiene que ser igual o menor a la vida que tengamos. A partir de esto tiraremos unos dados que nos pueden permitir aumentar/disminuir la velocidad, desplazarnos a otro carril, ganar fortuna para poder curarnos o disparar/dejar obstáculos a los enemigos. De los que crucen vivos la meta en el último turno, el que mas haya avanzado gana.

Con estos ingredientes nos vamos a enfrentar a un juego de muchísima interacción, ciertas dosis de azar (aunque relativamente controlado), donde gritaremos más de una vez el… ¡Sálvese quien pueda!

Se parece a:

Formula D
Turfmaster

A favor:

Impredecible hasta el final.
Si quieres una dosis rápida de adrenalina pura, aquí la tienes.

Contra:

Si te gusta el control, ni te acerques.
Los componentes son muy pobres, cierto es que el juego es económico (18 €)

Opinión:

Con unas mecánicas muy sencillas se han sacado un juego muy divertido y rápido. No tiene nada que le haga especial, pero si es cierto que provoca esa dosis de puteo y risas que buscamos en algunos momentos.

No es un juego que gane o pierda interés con las partidas, es más bien ese tipo de juego que tienes en la estantería y lo sacas cuando quieres descargar una sesión dura ¡Ojo puede haber sangre! Esto es de romanos y de los duros.

Nota con 4 partidas: 6

Skull King (Partidas – 19)

Mejora con las partidas
  • 45 minutos.
  • En su mayoría a 6 jugadores.
  • Nivel de complejidad: Bajo
  • Sin dependencia del idioma, editado en España.

Skull King es una reimplementación del tradicional juego de la Pocha y más actual del Wizard. Un juego de bazas muy sencillo de jugar y con unas pocas mecánicas básicas.

Jugaremos 10 rondas en las que el numero de cartas en mano ira aumentando, 1 carta en la primera hasta llegar a las 10 cartas en la ultima.

En primera instancia todos los jugadores a la vez indicaran cuantas manos ganaran en esa ronda, si acertamos sumaremos puntos y si fallamos restaremos. Existe incluso la opción de decir que vamos a ganar 0 manos, pero esto nos puede hacer sumar o restar muchos puntos dependiendo de que acertemos o no.

La gracia va a residir en que este no es un simple juego de bazas en el que más manos gana se hace con la partida, si no que sera tan importante ganar, como perder manos.

Con esto y una serie de cartas especiales ya tendremos toda la esencia de Skull King, muy simple muy sencillo pero con una interacción brutal.

Se parece a:

Wizard
La pocha (La de toda la vida)

A favor:

Acción, interacción, puteo… no hay mas.
Juego económico con mucha diversión dentro.

Contra:

Puedes acabar muy mal con tus compañeros de partida.
A pocos jugadores no funciona.

Opinión:

Skull King es una de esas pocas reimplementaciones que mejoran a sus antecesores, una rara avis que toca lo justo para bien.

Hay interacción, puteo, táctica y hasta cierta dosis de faroleo. Eso si, en este juego vamos a hacer enemigos, ya que en nuestro camino, debemos sabotear casi en cada mano las intenciones de nuestros contrincantes.

Aunque parezca extraño para un juego de bazas, el grupo de jugadores es importante, cuantas más maldad pongamos en la partida, más nos divertiremos.

Siendo este el único pero que tiene el juego, por su precio y la diversión que propone, es un imprescindible para nuestra colección.

Nota con 19 partidas: 8

Noxford (Partidas – 2)

 Pierde con las partidas
  • 30 minutos.
  • Partidas a 4 jugadores.
  • Nivel de complejidad: Bajo/medio
  • Sin dependencia del idioma, solo reglas.

Un juego abstracto de mayorías en el que representamos a sindicatos del crimen que quieren ejercer su influencia sobre el barrio de Noxford.

Mecánicas muy sencillas, en nuestro turno jugaremos una carta de nuestra mano (que representan nuestros criminales) o de un pull común (este pull representa zonas sobre las que queremos influir o policías que quieren atraparnos).

Con estas normas básicas, tenemos que conseguir el mayor numero de influencias sobre cada una de las zonas, teniendo diferentes niveles de criminales que pueden superponerse sobre los criminales enemigos.

Se parece a:

Juego de mayorías, pero que esta muy lejos de los convencionales, si tuviéramos que compararlo con alguno seria:

El Grande.
Samurai.

Pero a muy lejana distancia de estos.

A favor:

Corto y táctico, pocas veces encuentras esto.
Una idea bastante original y diferente.

Contra:

El arte es un dolor a la vista, horrible e incomodo para jugar.
Le falta algo más, se queda muy corto de posibilidades.

Opinión:

Noxford es el juego que al terminar la partida soltamos la lapidaria frase… “No esta mal”.

El juego no tiene errores de concepto (salvo el desastroso arte de las cartas), es un juego de mayorías con una idea original en cuanto a la funcionalidad y colocación de las cartas, pero ya esta, no hay mas, juegas partidas que te dejan igual que si no las hubieras jugado.

El principal problema radica en la poca toma de decisiones y en que tampoco puedes planificarlas ya que de un turno a otro el mapa puede cambiar sustancialmente.

Tendremos que darle más oportunidades para saber si mejora con las partidas o si navega a la deriva entre el océano de juegos.

Nota con 2 partidas: 5.5

Déjanos tu opinión, ¡La valoramos mucho!